Make your own free website on Tripod.com

"Hijos del agobio" (9/12/2000)
DIARIO "EL MUNDO"


TEXTO: Javier Memba


Julián Infante -fallecido el pasado lunes a consecuencia del sida en una clínica madrileña- escribió una de las páginas más brillantes de ese capítulo importante de la historia del pop español que Jesús Ordovás, tan acertadamente, definió bajo el epígrafe de «hijos del agobio».


Por Javier Memba

El agobio en cuestión era aquel que padecían los amantes del rock & roll a mediados de los años 70. Fueron aquellos los días de la transición, cuando no se concebía más música que las canciones de autores que cantaban al dictado de los intereses de la opción política que representaban. Ante este panorama, el rock & roll, debido a su origen norteamericano, estaba tan criminalizado como lo estuvo durante el franquismo por su carácter rebelde. Así las cosas, los grupos autóctonos que lo practicaban se veían condenados a interpretar sus incipientes repertorios en locales semiclandestinos, tan sospechosos para la policía como para los seguidores de la canción de autor.
En uno de esos garitos, la discoteca M & M de la madrileña calle Béjar, Julián Infante se dio a conocer como guitarrista del grupo Spoonfull Blues Band junto a Felipe Lipe, que tocaba el bajo. Fue en uno de aquellos inolvidables conciertos promovidos por El Mariscal Romero. Entre sus asistentes se encontraba el también guitarrista Ariel Rot, quien impresionado por el estilo de la formación se puso en contacto con ellos.
Tras la incorporación de Alejo Stivel (cantante) y Manolo Iglesias (batería) nacía Tequila. Después de varios meses actuando en discotecas y colegios mayores, los resultados de tan feliz encuentro se materializaban en una pieza incluida en Viva el rollo (1977), el hoy legendario álbum producido por Romero para discos Chapa.
El primer álbum de Tequila salía al mercado en 1978: Matrícula de honor era su título. Entre sus grabaciones se encontraban temas tan llenos de vida como Necesito un trago, que no tardó en convertirse en la catarsis que reclamaba el pop español. Tanto fue el éxito de Tequila que en 1979 salió su segundo álbum, Rock & roll.
Convertidos sus integrantes en auténticas estrellas del tinglado discográfico, alumbraron Viva! Tequila! (1980) y Confidencial (1981). Precursores del sonido de la movida madrileña, la banda se disolvió en pleno éxito, dejando el mejor de los recuerdos.
Casi diez años después, Ariel Rot volvió a reclamar a Julián Infante para un proyecto de Andrés Calamaro. Fue así como Infante se incorporó a Los Rodríguez, muy probablemente la mejor formación que diera el rock & roll español de los 90. Antes, Infante había dejado Madrid para instalarse en Málaga. Se unió a Los Pistones y tocó también con Glutamato y Martirio. Julián Infante, músico de rock, nació el 17 de julio de 1957 en Madrid, donde falleció el 4 de diciembre.

VOLVER A PAGINA DE ARTICULOS
IR A PAGINA PRINCIPAL